17.5.07

Kurt Vonnegut - Matadero 5


El mes pasado se murió Kurt Vonnegut y me cogió de viaje.

Aquí puedes descargar Matadero 5, un libro que ya deberías de haber leído.

Por si te animas, aquí tienes un extracto (que puedes escuchar en inglés gracias a Sublibrarian of the year):

Billy miró el reloj que había sobre la cocina de gas. Tenía que matar el tiempo durante una hora antes de que llegara el platillo. Se fue a la salita balanceando la botella como si fuera una campana, se sentó en una butaca y puso en marcha el televisor. Entonces, tras haberse aislado ligeramente del tiempo, vio la última película, primero al revés, de fin a principio, y luego otra vez en sentido normal. Era una película sobre la actuación de los bombarderos americanos durante la Segunda Guerra Mundial y sobre los valientes hombres que los tripulaban. Vista hacia atrás la historia era así:

Aviones americanos llenos de agujeros, de hombres heridos y de cadáveres, despegaban de espaldas en un aeródromo de Inglaterra. Al sobrevolar Francia se encontraban con aviones alemanes de combate que volaban hacia atrás, aspirando balas y trozos de metralla de algunos aviones y dotaciones. Lo mismo se repitió con algunos aviones americanos destrozados en tierra, que alzaron el vuelo hacia atrás y se unieron a la formación.

La formación volaba de espaldas hacia una ciudad alemana que era presa de las llamas. Cuando llegaron, los bombarderos abrieron sus portillones y merced a un milagroso magnetismo redujeron el fuego, concentrándolo en unos cilindros de acero que aspiraron hasta hacerlos entrar en sus entrañas. Los containers fueron almacenados con todo cuidado en hileras. Pero allí abajo, los alemanes también tenían sus propios inventos milagrosos, consistentes en largos tubos de acero que utilizaron para succionar más balas y trozos de metralla de los aviones y de sus tripulantes. Pero todavía quedaban algunos heridos americanos, y algunos de los aviones estaban en mal estado. A pesar de ello, al sobrevolar Francia aparecieron nuevos aviones alemanes que solucionaron el conflicto. Y todo el mundo estuvo de nuevo sano y salvo.

Cuando los bombarderos volvieron a sus bases, los cilindros de acero fueron sacados de sus estuches y devueltos en barcos a los Estados Unidos de América. Allí las fábricas funcionaban de día y de noche extrayendo el peligroso contenido de los recipientes. Lo conmovedor de la escena era que el trabajo lo realizaban, en su mayor parte, mujeres. Los minerales peligrosos eran enviados a especialistas que se encontraban en regiones lejanas. Su tarea consistía en enterrarlos y esconderlos bien para que así no volvieran a hacer daño a nadie.

Los pilotos americanos mudaron sus uniformes para convertirse en muchachos que asistían a las escuelas superiores. Y Hitler se transformó en niño, según dedujo Billy Pilgrim. En la película no estaba. Porque Billy extrapolaba. Y se imaginó que todos se volvían niños, que toda la humanidad, sin excepción, conspiraba biológicamente para producir dos criaturas perfectas llamadas Adán y Eva.

14 comentarios:

sublibrarian of the year dijo...

Así fue.

Y ahí va un fragmento de Matadero 5 leído por Kurt Vonnegut.

¡Y coincide con el que has posteado!

¿Pío-pío-pí?

Puño dijo...

qué bonito, lo subo al post!

gracias!

sublibrarian of the year dijo...

¡Gracias a ti por tantas cosas chulas, y por subirme al cuerpo del post! ¡Sssunnonor!

obrero digital dijo...

Si, se nos fue Vonnegut. Nos quedan Ballard, Pynchon y Ellroy, pero ninguno me ha hecho llorar tanto como el viejo Kurt con el final de "Las sirenas de Titán". Ya brindé el día de su muerte, pero aquí va de nuevo con mi primer espresso matutino.
Esta es por tì, Kilgore Trout

Adrian dijo...

A mí me gusta especialmente éste:

"Otro de los libros de Kilgore Trout que estaba en el escaparate trataba de un hombre que construyó una máquina del tiempo para retroceder hasta poder ver a Jesús. La máquina funcionó y vio a Jesús cuando éste tan sólo tenía doce años. Su padre le enseñaba el oficio de carpintero.
Un día, dos soldados romanos entraron en el taller y le mostraron el plano dibujado en papiro de un trabajo que necesitaban a la mañana siguiente. Era una cruz que tenían que utilizar para la ejecución de un rebelde.
Jesús y su padre la construyeron. Estaban contentos de tener trabajo. Y el rebelde fue ejecutado sobre ella.
Así fue."

Es cortito pero intenso.

Cristina - Tumundoesonline dijo...

Óle.

Me sumo a este humilde homenaje.

Gracias por el libro, sr. Puño!

(en cuanto lo acabe me paso por aquí y te dejo un par de frases, por lo menos...)

Un abrazo!

Puño dijo...

XD

oktomanota dijo...

simplemente genial , buen blog

Puño dijo...

gracias!

cesar deal dijo...

Este fragmento de "acción hacia atrás" es antológico.
Y ahora me acuerdo de aquel gran amigo que me presentó a Kurt y que ya hace años que se fue de aquí.
Hay veces que me gustaría ver algún capítulo de la vida "hacia atrás", a ver si puedo captar en qué momento empezó a joderse todo. Sin ánimo de enmienda... Por curiosidad.

Puño dijo...

en el 89. te lo juro.

1977 dijo...

Yo no he leído el libro ni he visto la peli (creo). Si puedo veré la peli.

Puño dijo...

ya sé de tu aversión al formato papelero, pero éste en concreto está fetén, te lo recomiendo.

paciente r dijo...

Si...Precioso...Me lo leí hace un par de meses, tras años teniendo curiosidad pero sin encontrarlo en las librerias (pero tampoco era facil de localizar...enfins...) Y salen cityados por ahí arriba otros de mis escritorzuelos de cabecera...
En la mesilla, desde hace otro par de meses (si, los pille al mismo tiempo) EL ARCOIRIS DE GRAVEDAD de Pynchon...
Farewell, Kurt...So it was...