8.5.09

Sobre el plagio

HE escrito esto para la revista CLIJ del mes de junio.. ¡Es una versión reducida de una chapa enorme que podría darte sobre el tema!

El otro día mi amigo H., que comienza a dibujar, me enseñó algunos de sus trabajos. Pero esto es igual que lo que hace C., le dije. Claro, me respondió, en algo me tendré que inspirar: ¡todo el mundo copia!
Entonces me di cuenta de que, aun siendo así, no todo el mundo sabe plagiar. Y le propuse impartirle un severo e intensivo seminario sobre técnicas indoloras e incoloras de fusilamiento.

Partamos del hecho de que no existe una fórmula para copiar bien, pero sí unas pautas que pueden por un lado beneficiar al copiota y al plagiado y además evitarnos los disgustos e incomodidades derivadas del mal plagio. Dichas pautas se basan en deglutir, asimilar y excretar los elementos a copiar frente al extendido corta y pega, nocivo casi de cualquier manera para los implicados en el asunto, y contemplan dos principales líneas de acción:

a) La copia interdisciplinaria:
¿Porqué plagiar a otro ilustrador cuando existe una infinidad de elementos transportables entre disciplinas que no se están aprovechando? Mi amigo H., cada vez que se enfrentaba a una nueva ilustración, bebía previamente de las fuentes de sus ilustradores favoritos japoneses y británicos. Le propuse (te propongo) desmontar las piezas de lo absorbido y buscarlas en otros campos: la composición de “El cuchillo en el agua” de Roman Polanski, la gama de colores de la caja del Cola-Cao o el equilibrio línea-mancha de las cubiertas de los discos de jazz de los años 50, por decir tres cosas que mi amigo H. podía encontrar en su propio cuarto de estar. Además le expliqué que esto se puede llevar mucho más allá y buscar imágenes en la música clásica o en los poemas de Boris Vian y traducirlas a lo plástico y le hizo una ilusión tremenda.

b) El plagio militante:
Aún en el caso de no encontrar la habilidad o la motivación para entregarse a la copia interdisciplinaria, siempre se puede (y yo creo que se debe) investigar dentro del campo de lo que llamo plagio militante, que consiste en una suerte de rescate, reciclaje y puesta a punto de elementos gráficos a punto de desaparecer en el olvido. Esto nos permite tanto alargar la vida del legado de ilustradores ya desaparecidos como mantener nuestras sucias manos de copiota lejos del trabajo de nuestros coetáneos, pues en esta piscina hay carriles para todos como para tener que andar jugando al rey de la colina. H. me dijo que él no sabía dibujar manos y por mucho que se fijara en las películas de Polanski no iba a aprender, así que gustosamente le cambié el libro de C. que tenía abierto sobre la mesa por unos dibujos de Coll, Ryohei Yanagihara y Mary Blair, que están al borde del ostracismo y al fin y al cabo es a quien copia C.

Ahora mi amigo H. ya no copia a C., sino que se deja caer por mi casa con cierta frecuencia para husmear a quién estoy copiando yo, así que me ha dicho que me pase un día por la suya y me da una lección sobre metaplagio, que es lo último de lo último.

15 comentarios:

Alex Dukal dijo...

Genial. Gilbert Shelton dijo alguna vez: "He aprendido copiando. Y copiaba a tantos que llegado un punto olvidé a quien copiaba."

teknad dijo...

También está el plagio inconsciente, que es el de sospechar que se está plagiando de alguien aunque no se sepa a ciencia cierta de quien, que es lo que siempre me pasa a mí :$

Leicca dijo...

Eres un crack.

Con la copia interdisciplinaria yo has dado con el núcleo mismo de la vida. Jeje.

Unos colegas y una servidora perdemos las tardes con la cosa filosófica y últimamente estamos riéndonos con que lo único que de verdad existe el simulacro. La pretensión de ser. Esta cosa del original y la copia... No dejan de ser lo mismo. Los plagios también quieren de alguna manera "ser". Ser plagios "originales".
Es mucho más interesante "pretender ser" un plagio. Supongo que el metaplagio tiene mucha tarea que hacer ahí.

Un saludo,
y sigue soltando chapa, nen. A algunos nos gusta lo que dices. (Y qué mejor homenaje que fusilar la expresión "plagio militante".) (Si usted lo permite.)

Leicca dijo...

(Yo "creo que has dado", digo. También falta un "es". Se le ha ido la olla a mi teclado y le he dado al enter sin revisar. Sorry.)

Mick dijo...

me quito el sombrero!

paula dijo...

Me molaaaaaaaa!
Quiero más charlas de estas.
Ya está bien de tanto dibujín! ;-)

valerio vidali dijo...

ah ah ah!
muy bien!

danimaiz dijo...

Que buena! y que bien habla usted también, señor puño!!

Anónimo dijo...

La mejor forma de plagiar es ser una persona dispersa. Uno se propone plagiar algo, empieza, se motiva por la buena idea que tuvo el plagiado, luego se acuerda de otra cosa que plagiar que tiene que ver con lo plagiado, por el camino no logra llegar al objeto a plagiar y acaba haciendo algo completamente diferente. Lo dicho, la fórmula es plagio+dispersión

Puño dijo...

completamente de acuerdo. de hecho venía pensando estos días sobre que, además de dar una chapa sobre QUÉ copiar, igual debería dar otra sobre CÓMO copiar, porque la idea es esta que comentas de la dispersión: disparar a un sitio apuntando a otro.

el aerolardo dijo...

Grucho Marx dijo que un cómico empiezaba imitando unos cuantos chistes de otros artistas, sacaba otros de las tiras cómicas y de los diarios. Si el cómico tenía inventiva, iba descartando los chistes robados, los que habían pasado de moda e intentaba presentar algunos propios. Con el tiempo , si tenía algo de talento, acababa por emerger del personaje vulgar que había empezado para transformarse en una personalidad distinta y propia.
Groucho sabía mucho.
Esto se puede extrapolar para cualquier disciplina.
Lo de copiar quizás sea un estado transitorio...

Bacte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Grock dijo...

Creo haber leído esta misma charla en otro blog :)
Es broma. Me parece genial y me gustaría leer esa charla más larga.
Además si igual usted me permite, puede que use el directo corta y pega, siempre con el link de su autor original, en un blog que llevo sobre otro tema completamente diferente. (Precisamente más con Groucho Max)
Antes de hacerlo, si lo hago, le pediré permiso Sr. Puño.

4ojos dijo...

Opino, al contrario que Paula, que hay que hablar menos y dibujar más.
Sin que esto suponga no reconocer la amenidad de la perorata

Arghoost Toons dijo...

Entre la copia con honor y el choreo hay una linea de graffito de 0,5 mmm sinuosa indeleble!!!